lunes, junio 12, 2006

El vicio del fútbol

He decidido tener el vicio del fútbol. Es triste encontrarse con un vecino en el ascensor y que el tiempo sea el
Único tema de conversación.
-Has visto el gol de San Marino a Tobago, Marans?
-¿?
Si no se conoce el tema es imposible que haya diálogo.
-Parece que por fin va a llover.
-Sí.
Ves?, cuando dominas el asunto del que trata la pregunta siempre puedes encontrar una respuesta inteligente.
Voy a sumar pues, un vicio más a la, por otra parte, mi virtuosa existencia. A la cafeína, el tabaco, la cama (para dormir, mayormente)... ahora el fútbol.
Pienso seguir con avidez todos los partidos que retransmitan por la tele, conocer los nombres de todos esos tiarrones de pelo en pecho que se visten con calzoncillos largos para dar maltrato a una pelota y cobran como si hubieran descubierto la vacuna contra el cáncer. Dejaré de lado mi afición a ver como unos gigantes en camiseta de tirantes intentan que un balón pase por el aro. Aprenderé de memoria la alineación del Dépor con suplentes incluidos y también la del...
Esto lo tengo que pensar porque, por lo general, después del equipo de la ciudad, uno es del Madrid o del Barsa, y yo no tengo claro todavía por cuál de los dos decantarme.
Madrid, Barsa, Barsa, Madrid. ¡Vaya, qué dilema!
Todo sea por tener algo que decir en una conversación de ascensor y que no me tomen por ignorante.

1 Comments:

Blogger javier opina que...

Ahora que caigo... en mi casa no hay ascensor. ¡Qué alivio! Un vicio menos.

7:12 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

ecoestadistica.com